Bienvenid@ a mi Taller

domingo, 28 de octubre de 2012

ARABESCOS )( Fuente Arabe y Poesia )(



En todas las grandes civilizaciones 
es posible encontrar rastros que muestran 
el papel relevante que ha jugado el agua
en la historia de la humanidad.


Fuente en Arabe




El sonido de la fuente
mezclado con la fresca brisa,
va despejando mi mente
de un dolor que martiriza.

 El sonido relajante
que hace el agua al caer
junto al paisaje exuberante
alegra el atardecer.
 


El sonido de la fuente
vitaliza mi existencia,
va relajando mi mente
y me colma de paciencia.

Suena fuente, sigue sonando
no apagues nunca tu chorro
que al escucharte goteando
cuantas penas yo me ahorro,

Sigue amiga en tu goteo
sigue, no me desampares,
reviviendo mis deseos
y alejando mis pesares.

Autor
 Alejandro José Diaz Valero



EL COLOR DEL AGUA

Las fuentes de jardín 
un elemento decorativo que además 
crea un microclima en tu jardín.

A lo largo de la historia
 las fuentes se usaron en los jardines
como vemos en la Alhambra o en 
los Jardines de Neptuno
 en, Los Reales Alcázares de Sevilla 
o en los jardines del Palacio de Versalles.



El sonido del agua de una fuente 
es relajante y armonioso, 
tal vez por eso los árabes usaban tanto 
las fuentes en los jardines.
 Los jardines de influencia árabe 
se pensaban para recrear los sentidos,
 las fuentes lograban unir la belleza
 con el murmullo mágico del agua.


Las fuentes de jardín
 hoy se fabrican en una amplia variedad de diseños, 
tamaños y materiales. Desde las más grandes
 hasta fuentes para jardines pequeños.
  Las fuentes de jardín son ideales
 para crear espacios personalizados 
en el jardín, 
donde esté la fuente irá la mirada.


La fuente es un lugar estratégico en el jardín,
 ya que según el tamaño la evaporación del agua
 crea un microclima en la zona circundante.



¿Qué es el Mundo? 
Una parte pequeña del espacio
 ¿Qué es la ciencia? Palabras. ¿
Y qué son las naciones,
 las flores y las bestias? Sombras. ¿
Y tus continuos, tus inquietos cuidados? 
Sí lo nada en la nada.
Se nos da un breve instante

 para gustar del agua
en este ardiente páramo.
Ya el astro de la noche palidece.
La vida va a llegar a su término: 

el alba de la Nada.
Vamos, pues, date prisa.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada